Mi nombre es Mati Navas Fernández y soy la consultora macrobiótica que se encuentra a vuestra disposición en La Crisálida, Instituto Macrobiótico de Andalucía.

Me gustaría presentarme y aprovecho este pequeño espacio para hacerlo. La forma en que llegué a este camino creo que explica bastante bien los motivos que me mueven para desarrollar este trabajo, que es un trabajo que realizo con dedicación y amor. Por eso voy a contárosla brévemente:

Hace algún tiempo afloraron de lleno  en mí, todos los sentimientos que pueden surgir tras el diagnóstico de una enfermedad seria en una hija mía: dolor, desasosiego, rabia, incomprensión… pero también sentí la esperanza de encontrar un nuevo camino, que quizás abriera otras puertas distintas a lo que nos ofrecía la medicina alopática. En esa desesperada búsqueda encontré la Macrobiótica. Experimenté junto con mi hija que es posible ayudar a nuestro cuerpo a sacar su máximo potencial de recuperación y encontrar de nuevo el equilibrio, ayudado por una adecuada alimentación que armonice las energías de nuestros órganos y considere su funcionamiento como un todo.

Si observamos el origen de las grandes transformaciones de esta era moderna con los alimentos refinados y procesados industrialmente, los aditivos químicos, los pesticidas , los microondas… nos damos cuenta del abismo que hemos cavado respecto a las características de una alimentación natural, que ha nutrido al hombre por miles de años. La Macrobiótica respeta el orden natural y conecta al cuerpo con su verdadera esencia, que es la salud.

Continúo en este camino de búsqueda para ayudar a mostrar una camino de esperanza.
A continuación presento una información que os ayudará a conocerme mejor y a entender en qué consiste un tratamiento con macrobiótica.